Dientes temporales.

0
446

Dientes de los niños. La dentición en los bebés.

Los dientes temporales, tambien conocidos como dentición primaria, decidua o de leche, comienza a aparecer a los 6 meses de edad del niño y finaliza a los 36 meses aproximadamente, en la mayoría de los casos. Esta dentición permanece hasta los 6 años de edad, cuando empezarán a caer para ser sustituídos por los dientes definitivos.

dientes-temporalesLa dentición temporal.

La dentición temporal son los primeros dientes que conformarán nuestra dentadura y se desarrollan durante la gestación, si bien empiezan a brotar en la infancia. Las existencia de estos dientes es muy importante para las personas ya que cumplen con la función de acompañar y ayudar al desarrollo y crecimiento infantil:

preparan el alimento para la digestión y asimilación en la etapa de crecimiento infantil,

sirven de guía y mantienen el espacio para los dientes definitivos

estimulan el crecimiento de los maxilares con la masticación

ayudan en la emisión de ciertos sonidos y la correcta pronunciación de algunos fonemas.

Denticion bebes. Los primeros dientes.

La dentición temporal se conforma de 20 piezas dentales más pequeñas, chatas y blancas que los dientes definitivos. La cronología normal de la erupción será: Incisivos centrales: 6° – 7° mes; incisivos laterales: 7° – 8° mes; caninos: 16° – 20° mes; primer molar: 12° – 16° mes; segundo molar: 21° – 30° mes.

Es importante corregir los malos hábitos de los bebés en este período, como por ejemplo la succión del dedo pulgar ya que es una de las principales causas de maloclusión y la necesidad de tratamientos de ortodoncia. El chupete debería quitarse al primer año de vida y comenzar a fomentar el hábito de la higiene bucal con la utilización de un cepillo pequeño y suave, incluso sin dentifrico, pero al menos una vez al día. La repercusión en la futura salud dental y la oclusión mandibuar, son determinantes desde temprana edad.

Dientes temporales. Los problemas.

El proceso de dentición puede ser doloroso y molesto y los niños tienden a manifestarlo llevandose dedos y puños a la boca para morder, como también los objetos que encuentre a su alrededor; el babeo se vuelve más abundante de lo habitual, el bebé está muy Irritable por el dolor y pierde el apetito.

Para aliviar el malestar se puede estimular a que muerdan los juguetes que han sido refrigerados previamente y le harán sentir mucho alivio, se puede frotar la encía suavemente haciendo un masaje y darle alimentos fríos.