Tratamiento conducto.

0
467

Tratamiento de conducto dental. ¿Qué es el tratamiento de conducto?

Realizar un tratamiento de conducto tiene como objetivo remover las bacterias y el tejido nervioso muerto o que está en descomposición en la parte interna del diente.

Conducto dental. Como funciona.

Para comprender mejor de que se trata, hay que conocer primero como se compone la estructura dental. Cada diente está formado por la corona y la raíz. La corona, tiene una capa exterior sólida llamada esmalte dental, por debajo de ella encontramos la dentina y luego un tejido blando que es el nervio. El esmalte dental funciona como escudo ante las bacterias y si fracasa por la presencia de una carie, la dentina, que es un tejido vivo, queda expuesta al medio bucal y produce dolor si se consumen alimentos o bebidas dulces o muy frías. Si el proceso avanza la situación puede agravarse y empeorar ya que los microorganismos que causan las caries han llegado al nervio, entonces es el momento de realizar un tratamiento de conducto.

tratamiento-conductoTratamiento conducto dental. El procedimiento se desarrolla de la siguiente manera:

1) El odontólogo utiliza una aguja para aplicar anestesia alrededor del diente afectado.

2) Luego, con la ayuda de un pequeño taladro se remueve la parte superior del diente para exponer la pulpa y tener acceso a ella. La pulpa está compuesta de nervios, vasos sanguíneos y tejido conectivo; se encuentra dentro del diente y es la que suministra sangre a la pieza dental permitiendo así percibir la temperatura.

3) La pulpa infectada se remueve y se limpian los conductos o canales diminutos dentro del diente. Se pueden aplicar medicamentos para la eliminación total de los gérmenes.

4) La zona limpia del diente se sella con un material temporal suave. Una vez que se rellena el diente, se le puede colocar una corona permanente. Con esto se crean las condiciones necesarias que permiten la curación y cicatrización de los tejidos de soporte dañados del diente.

5) Se suministran antibióticos para tratar y prevenir infecciones.

6) Finalizado el tratamiento de conducto se debe realizar la correcta restauración del diente.

Tratamiento conducto. El dolor.

El tratamiento de conductos es indoloro gracias al uso de anestésico y puede salvar el diente. Sin tratamiento, la pieza puede llegar a estar tan dañada que y no habrá otra solución que ser extraído. Los riesgos que presenta el tratamiento son el absceso, la pérdida del diente, el daño al nervio, la fractura dental.