Sedacion en odontologia.

0
459

Sedacion odontologia.

La sedación en odontología es necesaria en los pacientes que necesitan tranquilidad para someterse a tratamientos, a través de medicamentos que producen adormecimiento y tranquilidad permitiendoles no sentir malestar, tensión o trauma psicológico.

sedacion-en-odontologiaSedacion dental. Controlar el miedo.

Si bien existen varios métodos psicológicos para relajar al paciente y controlar su miedo y ansiedad, muchas veces no son suficientes. En odontología se habla de sedación consciente que puede hacerse por medio de numerosas técnicas y fármacos, según cada paciente y su intervención. El grado de sedación dependerá del estado de ansiedad del paciente, la magnitud de la intervención propuesta y a las capacidades del especialista. Existen tres tipos de sedación en odontología ya que por ejemplo no es igual la sedación de un adulto que la utilizada en odontopediatría:

Sedacion dentista. La sedacion superficial.

La sedación superficial es el adormecimiento mínimo que calma la ansiedad.

La sedación moderada es cuando el paciente entra en estado de somnolencia y despierta fácilmente.

La sedación profunda es de sueño pesado, sin registro de las emociones ni memoria y con leve sensación de dolor.

Al mismo tiempo los tipos de sedación varían según el fármaco que se utilicen y las vías por donde se administren que pueden ser oral, endovenosa o inhalatoria. La odontología con sedación es un procedimiento muy útil cuando la atención dental no puede ser realizada de manera convencional y se aplica en los siguientes casos odontológicos:

Niños pequeños que requieren tratamientos complejos.

Pacientes con fobia al dentista.

Pacientes con discapacidad psiquiátrica y neurológica.

Pacientes con patologías médicas propensos a la descompensación.

Sedacion en odontologia. Las soluciones.

Los fármacos que se administran cambian según cuan sedado sea necesario tener al paciente: en nivel de conciencia, sueño, amnesia, letargo, relajación muscular, pérdida de reflejos. Dependiendo del nivel de sedación que se aplica al paciente al realizarle el tratamiento, se necesitará mayor apoyo de equipamiento, fármacos de urgencia y equipo médico especializado necesarios para realizar el procedimiento con seguridad. En estos casos el paciente es monitoreado durante todo el tratamiento y deben cumplirse sin excepción los protocolos previos como revisar y completar la historia clínica, evaluar clínicamente la situación general del paciente, infomar sobre el consentimiento al paciente y su familia, entre los más importantes.

Los tratamientos dentales con sedación son muy utilizados en la actualidad siendo de gran apoyo para las personas con temores y fobia.