Dientes que caen.

0
448

Caida dientes.

Entre los principales problemas odontológicos se encuentra la caída de dientes a causa de las enfermedades que afectan a las encías y para prevenir que esto suceda, mantener una buena higiene bucal es fundamental.

Hábitos como fumar continuamente o no cepillarse los dientes correctamente, producen el deterioro los dientes de manera progresiva hasta que caen. Como en todas las enfermedades, existen factores de riesgo responsables de la pérdida de dental como por ejemplo no haber recibido jamás atención o tratamiento dental, no cepillarse los dientes o hacerlo ocasionalmente, el tabaco y la diabetes tipo 2.

Perdida de dientes. Las consecuencias.

Cuando las personas han descuidado sus dientes y sobretodo su higiene dental, tarde o temprano pagan las consecuencias que es la caída de dientes y esta produce:

problemas estéticos.

pérdida de soporte de los labios o mejillas.

afecta la eficiencia masticatoria y crea difucultad para hablar.

la sobrecarga masticatoria sobre los otros dientes.

inclinación de los dientes vecinos hacia el espacio vacío de la pieza perdida.

alteraciones en la mordida.

trastornos articulares o musculares en cara y cabeza.

disminución del soporte óseo por reabsorción ósea.

dientes-que-caenCaida de dientes. Otras causas.

En pacientes adultos la principal causa de los dientes que caen es la enfermedad periodontal, las caries y en menor medida los traumatismos.

Frente a la pérdida de piezas dentales existen tratamientos de rehabilitación a través de la colocación de una prótesis removible que el paciente pueda colocarla y quitarla de su boca a voluntad, la cual se sostiene a los dientes remanentes y se estabiliza por medio de una estructura metálica o acrílica en el paladar o en la lengua. Otra opción es la prótesis o puente fijo, pero esta requiere del desgaste de los dientes vecinos y la confección de coronas de porcelana que incluyan el diente perdido anclado a estos desgastes.

Dientes que caen. Los implantes.

Las ventajas de recuperar los dientes que caen sobre una raíz artificial unida al hueso de soporte, devuelve la eficiencia en la función masticatoria dando una apariencia estética natural a la boca del paciente y por ende aumenta su seguridad y autoestima. Desde el punto de vista biológico favorece la prevención de la reabsorción ósea y puede haber una rehabilitación con prótesis completas estables y seguras de menor tamaño. Generalmente los implantes osteo-integrados no presentan ninguna contraindicación.