Dientes rotos.

0
985

Dientes fragiles. ¿Qué pasa cuando un diente se rompe?

Tener los dientes rotos o fracturados es muy frecuente por masticar alimentos duros, por caries, por recibir un golpe en la cara o en la boca, por una caída o por la inflamación del periodonto. Si bien el esmalte dental es un tejido muy resistente por su gran mineralización, su resistencia es limitada.

Entre los factores de riesgo encontramos que el envejecimiento, ya que a mayor edad aumenta el riesgo de fisuras del esmalte de los dientes; y el bruxismo que aumenta el riesgo de fisuras o rotura por la gran presión que reciben los dientes de manera involuntaria durante las horas de sueño. En casos de traumatismo por dientes rotos es recomendable ir urgentemente al dentista ya que tiene muchos recursos para recuperarlo, evitando que se produzca un daño mayor que termine por provocar una infección bucal o la pérdida de la pieza dental. El diente fragmentado pueden conserse en suero fisiológico o leche hasta llegar al consultorio.

El tipo de tratamiento para los dientes rotos dependerá de la gravedad del daño; los métodos de reparación son:

Relleno o unión dental.

Si se ha desprendido una pequeña parte del diente, el especialista puede restaurarlo con una resina del color de nuestra dentadura. Es un proceso simple que no requiere anestesia.

dientes-rotosCorona dental.

Si el fragmento desprendido del diente es grande, se elimina la parte restante y se cubre el espacio vacío con una corona que protege al diente y mejora su apariencia. Las coronas pueden ser de metal, porcelana o resina. Las coronas de metal son muy resistentes mientras que las de porcelana y resina tienen la apariencia estética muy similar a la del diente natural.

Carillas dentales.

Son una fina capa de porcelana o resina del color de los dientes que recubren la parte frontal de los dientes, con una sección más gruesa para reemplazar la parte rota.

Dientes rotos. Endodoncia

Si la fractura es muy grande y expone la pulpa, donde se concentran los nervios y vasos sanguíneos, esta puede ser afectada por bacterias provocando infección. El tratamiento consiste en extraer la pulpa muerta, limpiar el canal de la raíz y posteriormente sellarlo.