Ortodoncia tipos de brackets.

0
494

Brackets: ¿Cuál es la mejor opción?

Los brackets son aparatos fijos necesarios para alinear los dientes usados en tratamientos de ortodoncia. En la actualidad existen diversos tipos y saber cual es la mejor opción dependerá de cada paciente y variables como la edad, la complejidad, la estética y el precio del tratamiento. A continuación te presentamos los tipos de aparatos, sus características y beneficios.

Los aparatos seguramente más conocidos son los brackets metálicos que suelen colocarse con ligaduras; es un sistema efectivo para mover y alinear las piezas dentales. Son de metal y por sus ligaduras y visibilidad no resultan estéticos, pero logran corregir problemas de alineamiento, nivelación, oclusión y las arcadas.

ortodoncia-tipos-de-brackets

Tipos de brackets. Los brackets de zafiro.

Desde el punto de vista estético, los brackets de zafiro son la mejor opción, ya que su estructura es cómoda y transparente, formada completamente por cristales de zafiro. Son de gran calidad respecto a otros brackets y no se tiñen por el consumo de alimentos ni por el paso del tiempo. Los resultados son excelentes; son el tipo de ortodoncia más estética del mercado, por lo que es ampliamente elegida por los pacientes adultos.

Luego tenemos los brackets autoligables que son aparatos metálicos de muy baja fricción con sistema de autoligado. Por su mayor deslizamiento permite, en algunos casos, acortar los tiempos de tratamiento. Existen dos tipos de brackets autoligables: los metálicos y los transparentes, y se diferencian porque los primeros son totalmente visibles, mientras que los segundos son transparentes de canino a canino y el resto de material metálico, produciendo menor fricción. Para que un traramiento más eficaz son mejores los brackets autoligables metálicos, aunque si se desea priorizar la estética, será mejor optar por la segunda posibilidad.

Ortodoncia tipos de brackets. Brackets sin ligaduras.

También existen los brackets sin ligaduras que como su nombre lo indica no tiene ligaduras, resultando así más higiénicos y de baja fricción. Los resultados son visibles en poco tiempo y no es necesario hacer controles con tanta periodicidad.

En cambio, con la aparición de los brackets linguales se ha revolucionado el modo de corregir los dientes de una manera muy estética, casi imperceptible. Se trata de aparatos ultrafinos que se colocan en la cara interna de los dientes y por ende quedan “escondidos” a la vista, resultando invisibles desde el exterior y de gran comodidad. Es la solución perfecta para alinear lso dients sin que se note que llevas aparatos.