Ortodoncia correctiva.

0
475

Aparatos dentales.

La ortodoncia correctiva trata los problemas de maloclusión y alteraciones que crean disfuncionalidad en el desarrollo de la boca, produciendo deformaciones que afectan al paladar y los arcos dentarios.

ortodoncia correctivaCorreccion dientes.

La ortodoncia correctiva estudia las alteraciones relacionadas a la mala posición de las piezas dentales, las arcadas y la disfunción mandibular. El tratamiento consta de la utilización de aparatos removibles y fijos que permitirán corregir poco a poco la boca realineando todas las piezas para obtener una morfología normal. Es muy importante la correcta oclusión mandibular no sólo a nivel de estética sino también y fundamentalmente a nivel funcional para no desencadenar en problemas como dolores musculares, masticatorios y del cuello, limitación de la apertura bucal, etc.

La ortodoncia correctiva se implementa cuando el paciente tiene la dentadura permanente completa, entre los 11 y 13 años. El primer paso del tratamiento es establecer el diagnóstico de la patología realizando una serie de estudios que comprenden desde radiografías panorámicas, de perfil del cráneo, trazados cefalométricos hasta un completo estudio clínico del paciente ya que el éxito de un tratamiento depende en gran medida de un diagnóstico apropiado.

Brackets.

La aparatología con brackets es el método más apto para corregir las malposiciones y conducir los dientes a una situación más estable y favorable pero cabe destacar que el mejor tratamiento será el que necesite cada patología según el problema de cada paciente. Dentro de la ortodoncia correctiva hay tres tipos de tratamientos diferentes:

Aparatos removibles.

Un armazón hecho de resina acrílica que se adapta al paladar; el paciente puede ponerlos y retirarlos de la boca (para comer e higienizarlos) y se utilizan durante la dentición mixta -entre los 6 y los 12 años-. Su uso pretende corregir los problemas de crecimiento de los maxilares y de pequeñas malposiciones dentarias.

Aparatos fijos.

Brackets metálicos o o transparentes que se adhieren a la superficie dental. Son los más efectivos para los tratamiento de maloclusión y funcionan por la aplicación de la fuerza muy ligera y constante sobre los dientes para desplazarlos lenta y gradualmente hacia una nueva posición. Los brackets y bandas son sujetados por un alambre que constituye la parte activa del aparato.

Ortodoncia correctiva. La cirugia.

El tratamiento ortodóncico-quirúrgico es necesario cuando el desarrollo de los maxilares no es normal. Se utilizan aparatos fijos y se realiza una cirujía para la corrección de la forma, tamaño y posición de los maxilares.